Poblanos reviven la tradición prehispánica del trueque

Pobladores de San Pedro Cholula, en el centro de México, revivieron este viernes la jornada del trueque, una tradición prehispánica que este año debuta como patrimonio cultural intangible del estado de Puebla.

Con más de 500 años de tradición, más de 400 artesanos y productores llegaron a la plaza principal a intercambiar sus productos, como aquellos de la canasta básica, ropa, juguetes y artículos de papelería.

Pero también se intercambian cazuelas de barro, artesanías de palma, brazaletes, hierbas aromáticas, inciensos y otros productos tradicionales del estado.

Los comerciantes buscan igualar el costo de sus productos con lo que intercambian.

Por ejemplo, si una cazuela cuesta 60 pesos (casi 3 dólares), lo canjean por 1 kilo de azúcar y unos frijoles.

Vanessa Gómez, visitante, refirió que tiene varios años acudiendo al trueque, donde ha cambiado frutas y artículos de barro, pero ahora llega también con ropa en buen estado que dona a las personas.

“Ahora más que intercambiar hago una labor social, en casa tenemos mucha ropa en buen estado que ya no utilizamos y ahora buscamos regalarla a quien lo necesita, como son los comerciantes, sin ofenderlos, simplemente apoyarlos”, dijo.

Columba Castillo, comerciante de productos de barro compartió con EFE que tiene más de diez años asistiendo a esta actividad, en la que encontró una forma de obtener productos para su hogar, de limpieza, arroz, frijol y azúcar.

“Cuando comencé a venir tenía una cajita de productos, después me animé y comencé a traer cada vez más y ahora son varias cajas las que intercambiamos y algunos productos también los vendemos, pero hay que mantener la tradición viva”, expuso.

Martina Piña, comerciante de frutas, compartió que a ella le gusta cambiar alimentos por sus frutas, que son las tradicionales del platillo del chiles en nogada, que se come durante las fiestas patrias de México, con ingredientes como pera, manzana y durazno.

La presidenta municipal de San Pedro Cholula, Paola Angon Silva, afirmó que este año la tradición se desbordó porque esperaban entre 250 y 300 comerciantes y llegaron poco más de 400 a la plaza principal.

Al sumar los visitantes y turistas, calculó la llegada de hasta 15.000 personas.

“Le pido a los ciudadanos de todos los rincones que se den la oportunidad de vivir esta experiencia, de verdad es una experiencia inigualable y lo más importante es que lo pueden vivir en familia, lo que buscamos es que se pueda dar a conocer en más lugares para que acudan cada año a esta plazuela”, indicó.

El Gobierno de Puebla declaró en marzo pasado como «Patrimonio Cultural Intangible del Estado» el llamado “Trueque de San Pedro Cholula”, por los valores culturales antropológicos, históricos, artísticos y tradicionales que representa este intercambio.

La tradición nace porque en San Pedro Cholula se constituyó un importante centro ceremonial dedicado a Quetzalcóatl, al que asistían comerciantes para intercambiar sus productos.

Add a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *