Hallan cuerpo de consejal que había sido secuestrado en Ecuador

El concejal Bolívar Vera del municipio ecuatoriano de Durán fue secuestrado y asesinado en un nuevo episodio de violencia política que sacude a este país a semanas del balotaje presidencial, informó la Fiscalía este viernes.

La entidad anunció el inicio de una investigación por el secuestro y muerte de Vera “quien hoy fue encontrado sin vida”, según un comunicado en la red social X, antes Twitter.

El cuerpo del concejal fue hallado atado de manos y ensangrentado en una zona boscosa de la provincia de Guayas, presa de la violencia vinculada al narcotráfico, según una fotografía enviada a la AFP por una de sus colegas de partido.

Vera militaba en el derechista Partido Social Cristiano y su asesinato se suma al del candidato presidencial Fernando Villavicencio, baleado el 9 de agosto a la salida de un mitín en Quito.

El otrora pacífico país sudamericano se ha convertido en los últimos años en un centro de operaciones de carteles de droga extranjeros y locales que imponen un régimen de terror con matanzas, secuestros y extorsiones.

El jueves el gobierno local de Durán, vecino del convulsionado puerto de Guayaquil, había denunciado el “presunto secuestro de Bolívar” y pidió a la policía dar con su paradero.

El concejal vestía una camiseta de la selección de futbol ecuatoriana, que disputó un partido el jueves contra Argentina, de acuerdo a las imágenes.

Periodistas de AFP registraron el momento en que policías y miembros de la fiscalía hacían el levantamiento del cadáver junto a una ruta al norte de Guayaquil que conecta a las ciudades de Daule y Salitre. Muy cerca, un grupo de mujeres lloraba.

“¿Cuántas muertes?”

Bolívar Vera fue electo concejal para el período 2023-2027.

“El Gobierno Municipal de Durán, expresa sus más sinceras condolencias a los familiares y amigos del Concejal Bolívar Vera (…) ante esta pérdida tan grande”, indicó el gobierno local en la red social X.

El alcalde, Luis Chonillo, recordó los “más de 30 asesinatos” cometidos en la región desde el 26 de julio, cuando el presidente, Guillermo Lasso, declaró un estado de excepción a nivel nacional para controlar la violencia con militares. Entre las víctimas se encuentra el director de planeamiento del municipio, Miguel Santos.

“¿Cuántas muertes necesita señor Presidente para escuchar nuestros insistentes llamados?”, reclamó Chonillo, quien decretó tres día de luto.

Ecuador afronta los embates de la violencia vinculada al narcotráfico, que controla cárceles y se disputa el mercado de la droga a sangre y fuego. Desde 2018 la tasa nacional de homicidios se ha cuadriplicado.

Fuego a boca de urna

Ubicado entre Colombia y Perú, los mayores productores mundiales de cocaína, el pequeño país sudamericano había logrado esquivar la violencia de las mafias. Pero desde hace unos años bandas aliadas con carteles mexicanos y colombianos imponen el terror.

La violencia política se recrudece a pocas semanas del balotaje presidencial el 15 de octubre, con los asesinatos de un candidato al Ejecutivo, un alcalde, un aspirante a diputado y un dirigente local del correísmo.

Fernando Villavicencio, experiodista y uno de los candidatos favoritos para la primera vuelta presidencial del 20 de agosto, fue asesinado a tiros once días antes de los comicios.

El próximo presidente de Ecuador se definirá entre la izquierda representada por Luisa González, ahijada política del exmandatario Rafael Correa (2007-2017), y la derecha de Daniel Noboa, hijo de uno de los hombres más ricos del país.

El vencedor gobernará hasta 2025 para completar el periodo que le correspondía a Lasso, quien disolvió el Congreso y llamó a elecciones anticipadas para evadir una posible destitución en un juicio político.

Add a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *