lunes, marzo 4, 2024

lo + visto

Te puede interesar

El último testigo contra Genaro García Luna será «El Rey» Zambada

*Es el hermano de el “El Mayo” Zambada, considerado uno de los líderes históricos del Cártel de Sinaloa, quien ya declaró que sobornó al ex secretario de Seguridad Pública Federal.

Redacción Agencia Libertad ANI (Nueva York 13 de febrero de 2023).- La Fiscalía de Estados Unidos cerrará esta semana sus alegatos contra Genaro García Luna con la presencia de un ‘testigo significativo’.

Un documento de la defensa apunta que los fiscales llevarán al estrado a Jesús “Rey” Zambada García.

Se trata del hermano de Ismael “El Mayo” Zambada, considerado uno de los líderes históricos del Cártel de Sinaloa.

Fue detenido en 2008 y extraditado a Estados Unidos en 2012, donde se declaró culpable de cargos relacionados con crimen organizado.

El nombre del testigo no se ha hecho oficial, pero el documento de la defensa de García Luna deja ver que es la última apuesta de los fiscales para convencer a los jurados.

Zambada García ha cooperado con autoridades de Estados Unidos para buscar beneficios en su condena.

En 2018 ya testificó en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, donde dijo que había sobornado a García Luna con al menos seis millones de dólares.

Zambada afirmó en un tribunal que entre 2005 y 2006 pagó tres millones de dólares a García Luna, antes de que fuera nombrado secretario de Seguridad Pública de México.

Ese pago, de acuerdo con Zambada, fue para asegurar que García Luna nombrara a un jefe de la policía de la ciudad de Culiacán que fuera aliado del Cártel de Sinaloa.

Ese pago, de acuerdo con Zambada, fue para asegurar que García Luna nombrara a un jefe de la policía de la ciudad de Culiacán que fuera aliado del Cártel de Sinaloa.

Zambada señaló que tenían “metido en el bolsillo” a ese supuesto jefe de la policía de Culiacán, identificado solo como “Vigueras”.

También aseguró que en 2007 entregó directamente a García Luna otro portafolios con entre tres y cinco millones de dólares.

Esa segunda ronda de dinero era para garantizar que la policía federal mexicana no interfiriera con las operaciones del Cártel de Sinaloa, ni para que arrestara a sus líderes, dijo Zambada.

En ese momento, Zambada dijo que García Luna mantenía un “compromiso firme” con el narcotraficante sinaloense Arturo Beltrán Leyva.

Zambada señaló que “se decía” que García Luna recibió un soborno adicional de 50 millones de dólares de parte de un grupo de narcotraficantes para garantizar su protección.